Esta tarde, en la radio, tengo la oportunidad de ofrecer a nuestros oyentes de Málaga algunos consejos que les ayuden a buscar empleo. He querido compartirlos aquí con todos vosotros, que no estáis tan cerca para escuchar el programa. Espero que os ayude:

  1. Estar desempleado no puede ser estar “parado”. Es estar en “búsqueda ACTIVA”. Hay que moverse lo mismo o más que cuando tenemos un contrato remunerado. Estamos en un momento de cambio donde es importantísimo mantenerse activo. Debemos imaginar que somos como un deportista de élite que, cuando se lesiona o está fuera de periodo de competición, sigue preparándose, recuperándose, corrigiendo, puliendo esos errores técnicos que no pueden trabajar en pleno periodo competitivo. Mejorando.
  2. Necesitas trazar un plan. Hay que planificar muy bien ese periodo para que le saques el mayor rendimiento y para que te lleve al destino deseado. Dentro de ese plan, es muy importante:
    • Mira y valora tus capacidades (pide ayuda a amigos o a algún profesional del coaching ejecutivo incluso) para que puedas situarte objetivamente en lo que puedes ofrecer, y en lo que te falta y necesitas potenciar en este periodo. 
    • Define con especial interés aquello que de verdad te gusta hacer, y que además se te pueda dar bien. Recuerda que hoy en día no hay eso de «trabajos con muchas salidas» que había antes, así que mejor hacer lo que de verdad te gusta.
    • Es el momento perfecto para aprender, mejorar, reciclarte. No tendrás mientras trabajas un momento mejor a este.
  3. No te autoengañes cuando estés formándote. Debes estar SIEMPRE ACTIVO EN BUSCAR TRABAJO, estés o no formándote en ese momento para mejorar cualidades. Hay veces que estar en cursos es una excusa interna para no afrontar el tener que ir a buscar trabajo, no te dejes engañar por ti mismo.
  4. Encuentra las ventajas de que ahora tengas que encontrar un trabajo nuevo:
    • Por zonas. Por fin buscaré uno cerca de casa.
    • Por actividades. Por fin buscaré uno de esto que tanto me gusta hacer.
  5. IMPORTANTE: Gestiona las EXPECTATIVAS de cada día. Ajusta las expectativas a un nivel que te mantenga motivado, y que vayas avanzando. Bajas expectativas no te harán salir de casa, mientras que expectativas poco realistas te harán volver deprimido y no querrás salir nunca mas. Este punto es realmente clave.

… Y si el trabajo no aparece… INVÉNTALO.
¿Qué me gusta hacer?
¿Qué hago bien y soy bueno haciéndolo?
¿Es algo por lo que alguien estaría dispuesto a pagar?
Prepara un modelo para llevarlo a cabo.

Y para terminar, un último consejo. Si alguien tuvo una gran idea, y te preguntas cómo no se te ocurrió a ti, porque te ves hecho para justo eso que él hace. Ni te lo pienses. Piensa en algo que tú, como cliente, mejorarías de esa idea, adáptala a ti,  traza un plan para hacerla viable…y ¡ponte en marcha!

Luis Gil – Inspira y Avanza
 ____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Nosotros te ayudamos a conseguirlo: www.inspirayavanza.com
Primera sesión gratuita de coaching personal o profesional. Programas de desarrollo ejecutivo.
______________________________________________________________________________
imagen obtenida de  posicionamientoenbuscadoreswebseo.es 
Blog bajo licencia Creative Commons.