El otro día comentaba con una persona, de esas que te muestran sabiduría popular por los cuatros costados, cómo se está produciendo un fenómeno curioso en esta época del año: Los comercios adelantan al máximo la navidad, pero luego en la calle el clima y el ambiente se va retrasando ya casi sólo hasta los días más señalados.

Parece que nos cuesta contagiarnos, es cierto que la situación económica no es la ideal, sobre todo si lees esto desde España, pero si además de esto rechazamos aquellos momentos donde el clima anima a pasar buenos momentos y a sentir buenas emociones… ¿Qué nos queda?

Veo personas mirar a los niños que juegan y decirse «pobres.. inocentes… no saben la realidad»… y yo me pregunto ¿por qué no contagiarnos, aún a sabiendas de que hay otra realidad, y disfrutar al máximo de estos días… de estos al menos?

Toma consciencia de lo bueno que te rodea, y decídete a contagiarte. Deja que tu energía se recargue, que tus fuerzas se pongan a tope y comparte todo eso con esas personas que no te roban un ápice de esa energía… sino que te la incrementan aún mas.

Contágiate de la Navidad… aunque sólo sea por mantener una buena costumbre.

Luis Gil – Inspira y Avanza.
____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo impulsarte: www.inspirayavanza.com
Mejora Personal y Profesional. Excelencia deportiva. Mentoring Empresarial.

_____________________________________________________________________________