Muchas personas abandonan sus empleos por sentirse estancadas y sin posibilidades de crecer. No voy a negar que en ocasiones esto ocurre, y que existen compañías que carecen de una cultura que promueva el crecimiento de su equipo, pero la verdad es que estos casos constituyen una minoría. Por lo general lo que hay son errores en la comunicación de la persona o de la compañía.

Que alguien del equipo quiera crecer dentro de la compañía es lo más conveniente para ambas partes.

Diseña una estrategia para que puedas crecer en tu trabajo.

¿Por qué estoy tan seguro de esto? Porque a las empresas no les conviene una alta rotación que demande recursos que podrían ser invertidos de otras formas. Por si fuera poco, cada vez que un empleado se retira se lleva con él toda la formación y experiencia que adquirió en la empresa a lo largo del tiempo.

Por otro lado, si bien las personas pueden aprovechar un cambio de empleo para renovarse y aspirar a otras condiciones de trabajo, cuando existe un buen clima laboral y oportunidades de desarrollo esto puede darse dentro de la misma empresa, siempre que ésta sepa adaptarse y fomentar un ambiente en el que puedan y quieran crecer sus integrantes, evitando que sientan la necesidad de ir a buscar mejores oportunidades en otro lado.

Hacer lo necesario… o ir más allá.

Atrévete a dar un paso más allá y a crecer profesionalmente.

Puede que tras algún tiempo en el trabajo algunos empleados desarrollen una dinámica cómoda en la que puedan satisfacer las demandas del cargo que desempeñan sin salir de su zona de confort. Esta situación puede ser agradable y sostenible en el tiempo, pero no permite el progreso.

Para crecer, lograr condiciones más favorables y ser mejores cada día es necesario aspirar a más y estar dispuestos a evolucionar.

Si eres uno de aquellos que siente que está listo para seguir creciendo dentro de la empresa, y quieres saber cómo puedes gestionar un aumento de sueldo o de posición, voy a decirte los pasos fundamentales que deberías tomar:

Cómo solicitar (y lograr) mejores condiciones de trabajo.

Crecer profesionalmente depende en gran medida de ti, solo tienes que emplear las estrategias correctas.

Lo primero que debes hacer, una vez que has decidido avanzar en tu desarrollo profesional, es evaluar tu condición actual. Analiza:

  1. Cuánto tiempo llevas trabajando para la empresa.
  2. Qué beneficios disfrutas actualmente.
  3. Cómo es tu desempeño.
  4. Cuál es tu aportación a la compañía.
  5. Cuáles son tus aspiraciones.
  6. Por qué crees que mereces recibir mejores condiciones de trabajo.
  7. Cómo responderás ante una respuesta favorable o desfavorable por parte de la compañía.

Responder a estas interrogantes te ayudará a apreciar con mayor detalle tu situación, qué tan razonable y factible es tu petición, por qué debería ser aprobada y qué elementos debes incluir en tu argumento para lograr lo que deseas.

A la hora de solicitar mejoras en tus condiciones de trabajo es fundamental que cuentes con un mensaje bien estructurado en el que se destaque tu aportación, tu evolución y los beneficios que obtendrá la empresa al aprobar tu solicitud. Por ejemplo, si lo que deseas es un aumento salarial, es importante que des a conocer cuánto tiempo y esfuerzo le dedicas a la compañía y cómo tu desempeño excede lo que correspondería a tu remuneración actual… no se trata de pedir por pedir o de improvisar, incluso tras un análisis inicial puede que concluyas que tus aspiraciones no son las adecuadas para el momento, la clave es que busques el equilibrio entre lo que das y lo que recibes.

Más allá del salario.

Procura que tu desarrollo profesional se refleje en tu compañía.

Es muy común que algunas personas equiparen las mejoras en las condiciones de trabajo con aumentos salariales. Sin embargo, este es solo uno de los indicadores de crecimiento profesional, existen otros que pueden ser incluso más gratificantes. Piensa, por ejemplo, en las capacitaciones, ascensos, reconocimientos, flexibilización de horarios, entre otros (si quieres saber más sobre gratificaciones que van más allá de lo economico, te invito a leer este artículo).

En resumen, para que el crecimiento en tu trabajo sea posible es necesario que promuevas un equilibrio entre lo que le ofreces a la empresa y la retribución que esta te brinda. Es importante, además, que la compañía cuente con una buena gestión de equipos y que tú, como empleado, sepas analizar objetivamente cuánto vales y transmitas un mensaje que refleje tus aportes, tu evolución y cómo esta repercute en el progreso de la empresa.

Siguiendo estos consejos no dejarás lugar a dudas de que cualquier acción orientada a apoyar tu desarrollo es también una forma de apoyar la evolución de la compañía.

Luis Gil– Inspira y Avanza.

Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com

Desarrollo Personal y Profesional.  Mentoring Empresarial. Conferencias y Talleres transformadores.
____________________________________________________________________________________________
Basado en textos de: https://www.equiposytalento.com/noticias/2015/04/28/10-propuestas-para-mejorar-la-productividad-y-el-rendimiento y https://www.jubilacionypension.com/economia-domestica/empleo/como-negociar-mejores-condiciones-de-trabajo/
Imágenes cortesía de: https://www.masterfile.com/search/en/successful+man+growing+steps, https://www.freepik.com/free-photo/businessmen-shaking-hands-during-a-meeting_1202210.htm, https://www.istockphoto.com/photos/the-next-step?sort=mostpopular&mediatype=photography&phrase=the%20next%20step, https://www.onepixel.com/en/photo/businessman-raising-his-arms-outdoors-happy-3272484