Están a punto de llegar los días de descanso por Semana Santa (creo que los amigos de Sudamérica también los disfrutan), y hay un asunto sobre el que es bueno reflexionar: ¿Hasta dónde consigues desconectar?

Porque claro, ¿qué es desconectar para ti? puede que sea simplemente no pisar la oficina, o no leer el correo electrónico, o leerlos pero no responderlos… pero y tu mente ¿como puede desconectar tu mente?

Ya es bastante complicado permitir que la mente deje de pensar en aquellos asuntos que nos estresan, que nos preocupan, que nos generan una tensión adicional poco recomendable; y mucho más complicado es conseguir que deje TOTALMENTE de pensar. Eso sí, ahí si que se da UNA AUTÉNTICA DESCONEXION.

Bajar el nivel de pensamiento, respirar, observar la perfección de un momento, la calma sin el ruido de la mente, RESPIRAR ante todo lo externo y lo interno, sin hacerle frente, pero tampoco sin dejarnos llevar por esa distorsión que nuestro ego se esfuerza en generar.

Si vas a darte un respiro, si vas a desconectar, te sugiero que lo hagas de verdad, al menos durante un rato cada día. Te puedo garantizar que, en mi caso, los días habitualmente son peores cuando no le he dedicado un poco de tiempo a algo tan simple y tan importante al mismo tiempo.

Respira… Inspira… y Avanza 🙂

Feliz día

Luis Gil – Inspira y Avanza.

____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com
Mejora Personal y Profesional. Excelencia vital. Mentoring Empresarial.

_____________________________________________________________________________

Imagen de http://compartimosunbrunch.com/