Esta semana alguien me preguntaba ¿pero cómo se consigue observarte a ti mismo, ser consciente desde fuera de tus acciones para desenmascarar ese «personaje» que vive en nosotros, nuestro Ego?

Es una de esas respuestas difíciles, aunque fundamentales para poder conseguir esa vida que todos queremos tener. Prácticamente no puedes vivir nada auténtico si no te es posible saber diferenciarte de la proyección de esa imagen que realmente no eres tú. ¿Cómo responder?…quizá un contra-ejemplo para empezar:

Recuerda una de esas veces donde percibes la amenaza. Sí, quizá fue porque tus padres te dijeron que no te veían los suficientemente implicado en conseguir un futuro mejor, o tal vez tu pareja te dijo que bajaras a comprar un par de cosas mientras se preparaba para ir al trabajo. A lo mejor un amigo te soltó, tal vez también desde su personaje, una de esas excusas insostenibles para no hacer algo que tu has hecho tanto por él en el pasado…
El caso es que, de inmediato, una oleada de calor invade tu cuerpo, una mano invisible parece apretar tu estómago y una bocanada de emoción sube por tu cuerpo hasta desbordar tu garganta y tu cabeza. Todo se revoluciona y parece que vas a explotar. El pulso se acelera, la mente comienza a lanzarte mensajes. Esa voz pegada a tu oído, sin emisor aparente, te recuerda lo oprimido que estás, lo injusto que es todo, lo poco que te quieren aquellos que se supone que deberían quererte más… te anima a pensar que mereces más, mucho más, no tienes por qué soportarlos, ¿para qué?, ¿que han hecho realmente por ti?, estarías mejor solo, buscando nuevas personas que realmente sepan apreciar quién eres, tus virtudes; que sean auténticos amigos.
Ese diálogo va realimentando el fuego que sientes, y el calor es cada vez mayor. Te gustaría gritar, y tal vez lo hagas, es lo mínimo que se merecen. También es posible que sigas en silencio, hablando contigo mismo, incrementando esa ira, ese odio, ese dolor. Nunca «nadie» te supo explicar tan bien aquello que ocurre y aquello que mereces, nadie como esa voz es capaz de darte lo que necesitas. Ellos no se merecen tenerte a su lado…

¡Qué terrible pecado que tus padres muestren su preocupación por tu futuro!, ¿verdad? Aunque si te soy sincero, me parece mucho peor que tu pareja te mande a comprar algo porque ella no tiene tiempo, aunque eso suponga que dejes de hacer eso para lo que tienes todo el día, y bajes a la calle. Pero un amigo, ¡que no le apetezca esta vez hacer lo que le pides!, aunque tu sepas que mil veces antes hizo muchas otras cosas, y mil veces después las volverá a hacer por ti, eso ya es para montar en cólera, ¿no te parece? … ¡qué absurdo! ¿verdad?

Bienvenido, has vuelto. Acabas de deshacerte de tu personaje…MOMENTANEAMENTE. Jamás se va, jamás te deja…solo en ocasiones se aparta y te deja LIBERTAD para ser tú. ¿Cuándo? Cuando consigues observarte en esos momentos…y te das cuenta de que NO eres TÚ…sino un gran actor, aplicado en su tarea de hacerte vivir otra vida, la vida QUE SE SUPONE, no la vida que ES.

La próxima vez intenta algo diferente… cuando sientas esa mano apretando tu estómago, gira tu cara hacia ella y agarra con fuerza su muñeca imaginaría. Dile: «Hoy te pillé». «Sigue apretando si quieres, pero sé quién eres«… respira… respira…ERES TÚ… tú decides cuando esa mano dejará de apretar… cuando comprendas que realmente no hay ninguna amenaza…inspira y toma el control.

fotografía de calidoscopio.com.ve

Puedes tener la vida que quieres, si sabes cómo – www.inspirayavanza.com
____________________________________________________________