Como os decía en el capítulo anterior de mi diario, es verdad que hay muchas organizaciones que quieren transformar a sus equipos y que estos mejoren pero no entienden que la empresa tiene que evolucionar y transformarse al mismo tiempo, para que luego de una acción puntual o una intervención más prolongada el grupo no vuelva al estado original o incluso las personas dejen el proyecto al ver que la empresa es la que no se ha movido.

Por tanto, volviendo al correo del que os he venido hablando y que escribí varios años atrás, llegó el momento en el que comencé a imaginar conjuntamente con una persona con la que iba colaborando en otros ámbitos profesionales, Felipe García (CEO de AIBeeHive), cómo tendría que transformarse la organización que dirige para ser tan innovadora en el aspecto de las personas como lo es en el tecnológico… y es allí donde yo,  por ofrecerle algunas ideas, opté simplemente por tomar ese correo con el que empezó todo y prácticamente enviárselo sin modificaciones, tal cual estaba, para ver qué opinaba sobre esa concepción que yo tenía de las personas.

La verdad es que aún hoy pienso que su respuesta fue inmejorable, era eso justo lo que él quería llevar a cabo. De hecho, esa fue la base para poner en marcha un plan ambicioso para ir transformando realmente la manera en la que una compañía iba a gestionar a sus personas y al talento que tenía para llevarlo a los nuevos tiempos, a una nueva era donde en fundamental ese concepto de felicidad que tiene que ver con alegría y gozo, pero también con el florecer de las capacidades, de las actitudes de las personas. Aquí os dejo un extracto de ese e-mail:

Una de las alternativas enriquecedoras y viables para la compañía es contar con personal deslocalizado que pueda trabajar desde cualquier lado, eso ampliaría nuestras posibilidades de incorporar talento a la empresa. También, se pueden trazar planes de crecimientos en los que se aproveche el potencial del grupo con el que ya contamos, lo que además es una excelente oportunidad para que los valores que profesamos vayan más allá delo escrito y cada miembro del equipo no solo los conozca, sino que los comparta y se sienta parte importante del grupo, que no dude del valor que tiene dentro de la compañía tanto personal como profesionalmente.

Os mentiría si os dijera que pusimos en marcha todo esto de un día para otro o que una vez que comenzamos todo se mantuvo igual, al contrario, fueron muchas las conversaciones previas que tuvimos para iniciar el proyecto y aún hoy seguimos conversando casi diariamente porque entendemos que eso nos permite crecer y evolucionar. Pero lo que sí tenemos claro desde el punto de inicio y no necesita discusión es que el concepto del CRM, del que incluso ya os he escrito un artículo anterior, debía transformarse e ir a un concepto mucho más innovador y acorde a lo que pretendemos ofrecerles a las personas en las organizaciones: ese concepto lo hemos denominado XSRM y en el siguiente capítulo os iré descubriendo las grandes diferencias que genera esa concepción interna dentro de una organización. Tan sólo te anticipo una cosa… ve olvidándote del cliente…  (continuará…).

Luis Gil– Inspira y Avanza.

Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com

Desarrollo Personal y Profesional.  Mentoring Empresarial. Conferencias y Talleres transformadores.
____________________________________________________________________________________________
Imagen cortesía de: https://mostphrases.blogspot.com/2017/07/new-beginnings-quotes-2017.html