En el capítulo anterior os dije que os iba a ir explicando cómo se puede hacer para que podamos incrementar el valor del empleado y la empresa mutuamente, pero la verdad es que no voy a hacerlo porque hoy lo que me pregunto es si realmente sirve para algo que yo esté comunicando todo esto aquí. 

Mi mayor motivación al escribir este diario es generar una comunidad y ayudar a cambiar antiguos paradigmas sobre el trabajo y sobre cómo conseguir que los empleados se mantengan felices, en constante desarrollo y aportándole valor a la empresa para que, a su vez, esta se los pueda revertir a ellos… pero si analizo un poco el número de personas que lo lee o el número de comentarios o debate que genera me doy cuenta de que posiblemente estoy haciendo un trabajo inútil.

Afortunadamente tengo la posibilidad de realizar la misión de poner en práctica todo esto y transformar los equipos con los que trabajo en mi día a día, así que realmente estoy un poco cansado y es muy probable que este capítulo sea el último de la serie.

A veces, me descubro a mí mismo pensando que como empleados y como empresas en el fondo no queremos generar una revolución que nos mejore a todos y preferimos lo malo conocido. Si este es el motivo, posiblemente yo me dedique a seguir trabajando con mis equipos y a transformarlos, los que realmente están interesados, dejando este diario atrás y que cada uno resuelva sus situaciones.

Espero no haber sido demasiado agresivo porque simplemente trato de ser transparente, como siempre. Os deseo que seáis muy felices en todo lo que hagáis.

Luis Gil– Inspira y Avanza.

Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com

Desarrollo Personal y Profesional.  Mentoring Empresarial. Conferencias y Talleres transformadores.
____________________________________________________________________________________________
Imagen cortesía de: https://www.videoblocks.com/video/city-businessman-leaving-for-airport-y0mmcko