Como mencionaba en el capítulo anterior de este diario, en este artículo me gustaría cerrar con una reflexión global. Me habría gustado seguir compartiendo pero muy pocas personas se han mostrado interesadas. Por supuesto, a todas esas personas se los agradezco y seguiré en contacto a través de otro tipo de medios.

Mi intención con este diario es ofrecer información valiosa para quien quiera conocer esta perspectiva de trabajo que realizo actualmente. Día a día me esfuerzo en las empresas por generar un cambio en la manera en la que entienden los mal llamados “recursos humanos” y las acompaño en la creación de una nueva estrategia, una nueva filosofía basada en las personas y el talento.

Mi recorrido como Chief Happiness Officer.

A lo largo de los capítulos de este diario os he compartido mi historia como Chief Happiness Officer. Os he narrado mis inicios, cuando estaba en una cúspide de mi ejercicio profesional pero la crisis sacó a relucir el lado menos amable de la empresa en la que trabajaba, arrastrando los valores que yo compartía con ella a su paso.

Esa especie de revelación me motivó a dirigirme a la dirección de la compañía para plantearle mis reflexiones. Les escribí un mensaje explicando cómo creía que podíamos salir adelante y con un equipo que se sintiera valorado. Sin embargo, mi propuesta fue descartada y me enviaron a seguir en mi rol, a continuar vendiendo.

Fue duro recibir esa respuesta, pero gracias a ella pude darle un vuelco a mi vida para hacer que mi trabajo fuera coherente con mis valores y mi forma de entender la gestión de las personas en las empresas. Creo que ellas son el principal valor de cualquier negocio y debemos verlas como nuestro primer cliente a enamorar.

Jamás imaginé que años más tarde ese mismo mensaje que envié a esa compañía, conjuntamente con la experiencia que adquirí dictando talleres, conferencias y gestionando procesos grupales, me permitirían desempeñar un cargo que aún hoy sigue ganando espacios en el mundo: el de Chief Happiness Officer.

Gracias a la oportunidad que me brindaron aquellos que confiaron en mí pude constatar cómo crece un equipo cuando tanto sus directivos como sus empleados se comprometen en un proceso de auto-crítica y cambio. Es un reto desempeñar un cargo tan poco conocido, pero eso no hace menos enriquecedor ver evolucionar una compañía entera.

Mi visión actual.

Creo que las empresas necesitan evolucionar y no estar tan centradas en el cliente sino en su equipo. Para lograrlo propongo olvidarnos de ese concepto de CRM donde el cliente lo es todo y adoptar el de XRM, que es más amplio e incluye a todas las personas interesadas en el devenir de la compañía.

Para mí, el gran generador de éxito no es enfocarnos exclusivamente en ganar dinero sino también en el equipo. En otras palabras, el primer cliente a captar y fidelizar es nuestro equipo más cercano.

Por eso, creo en las personas, en su talento y en la felicidad como una meta que va más allá de la ausencia de conflicto. Entiendo a la felicidad como un proceso. Como tal, es más compleja que un estado final e incluye la gran variedad de emociones que somos capaces de experimentar los seres humanos, así como la experiencia de significado, compromiso y satisfacción de vivir el desarrollo propio.

Una breve reflexión, ¡y un hasta luego!

Lo que os he tratado de transmitir con mi diario es que las personas y su talento son el principal recurso a valorar dentro de las empresas y que la aportación debe ser bidireccional si queremos que crezca el equipo y la compañía. En otras palabras, se trata de una relación en la que importa la aportación y satisfacción de ambos.

Espero haber contribuido a la transformación de paradigmas obsoletos sobre el trabajo o al menos haber sembrado inquietudes para promoverla. No me queda más que daros las gracias a todos. Quedo a vuestra disposición para seguir profundizando en el tema mediante cualquiera de mis distintas formas de contacto.

¡Hasta pronto!

Luis Gil– Inspira y Avanza.

Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com

Desarrollo Personal y Profesional.  Mentoring Empresarial. Conferencias y Talleres transformadores.
____________________________________________________________________________________________