Hace unos años comprendí que el propósito de mi vida estaba ligado a contribuir a que las personas pudieran mejorar su vida para conseguir VIVIR con mayúsculas, de verdad, sin tensión en la cabeza, sin miedo a lo que le rodea, encontrándose en el camino adecuado y mejorando ese camino cada día. Pero también entendí que para hacer eso, para que transmitiera credibilidad y promoviera ese cambio de verdad con el trabajo correcto, primero tenía que experimentar en mi…
Así que puse en marcha un plan con todo lo que sabía en ese momento sobre cambio personal, y lo hice con una determinación enfermiza, sin tambalearme por todas esas personas que, con la mejor de sus intenciones, me decían que en ese momento de crisis, bajarme de un trabajo de directivo donde ganaba más dinero que la media de personas que me rodeaban, y tenía unos privilegios altos, era prácticamente UNA LOCURA.

 

Ese plan estaba muy bien pensado, mi interior me decía que ese era el camino, que era el momento de probar… y me lancé. Fui dando todos los pasos de ese plan inicial, mientras seguía, con la misma perseverancia que me llevó  a acabar ingeniería industrial cuando yo era una persona «de letras», dispuesto a llegar hasta el final. Hoy os puedo decir que afortunadamente el final no ha llegado (ni llegará), pero que el experimento…FUNCIONA.

Sí, puedo decirte que puedes cambiar tu vida radicalmente, porque yo he pasado de 200 aviones al año y 200 noches fuera de casa a vivir tranquilo y viajar solo lo que DECIDO. He pasado de un trabajo estresante sin horas de descanso a una actividad MARAVILLOSA que no puedo asociar con nada relacionado con trabajo. He pasado de pelear con la vida, para conseguir unos supuestos «éxitos» que la sociedad decía que había  que conseguir, a ESCUCHARME para que los SUEÑOS que se cumplan sean realmente los MÍOS.

No soy nadie especial, hay muchísimas personas como yo, avanzando por el camino de sus sueños en lugar de sufrir una pesadilla, PERO YO TENÍA QUE COMPROBAR que era real, que era posible. Y ES POSIBLE.

Me queda mucho por avanzar, y como en el camino hubo grandes caídas de las que tuve que reponerme, es posible que hacia delante haya muchas más. No todo es un camino de rosas… nadie dijo que fuera un camino de rosas… pero ¿no es verdad que uno se enfrenta a las dificultades de otra manera, cuando sientes que son las que debes superar para vivir tu sueño? pues así me enfrento yo a ellas, con la ilusión de un niño que quita el papel con dificultad para seguir viendo más partes del regalo interior.

Reitero que esto no me hace especial, porque en lo más profundo tú y yo somos iguales, incluso si lo piensas, exteriormente,  para tí yo soy tan alto o tan bajo como tú digas, tan delgado o tan gordo, tan listo o tan torpe… para ti siempre seré como tú me quieras ver… puedo ser todo o nada.. así que lo entiendo, lo acepto, no le doy demasiada importancia. Lo que ocurre es que para mí siempre seré como yo me quiera ver, y eso es lo que importa.

Tan sólo hoy quería informarte de que, después de unos años, el experimento funciona. Ahora puedo decirte con total seguridad, porque lo he VIVIDO, que puedes cambiar tu vida…si sabes cómo.

Empieza cuando quieras…

Luis Gil – Inspira y Avanza.
____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Nosotros te ayudamos a conseguirlo: www.inspirayavanza.com
Mejora Personal.Excelencia deportiva. Mentoring Empresarial. Programas de desarrollo ejecutivo
______________________________________________________________________________
Imagen obtenida de  ojocientifico.com 
Blog bajo licencia Creative Commons.