Ayer tenía una conversación con una persona con la que terminaba de definir las fechas para comenzar un proceso de mejora personal y profesional.  Su idea era mejorar su vida y el desarrollo de su negocio. Al finalizar me preguntaba: Y mientras tanto, ¿Qué puedo ir haciendo? Podría parecer que hasta el inicio de la primera sesión no se pueda hacer nada, pero sí que hay algo importante que hacer: preparar el viaje.

Tal como un viaje físico que hacemos, es necesario que una vez que tomas la decisión de comenzar, traces también un plan de viaje. Debe saber los recursos de tiempo que te va llevar, y cómo puedes encajarlos en tu día a día. También los recursos económicos que te va a suponer, y puedes comenzar desde ya a marcar el plan adecuado para que eso no te suponga una limitación. Pero lo más importante es comenzar a anticipar el proceso, comenzar a sentir que ese momento en el que has tomado la decisión es el que marca el verdadero inicio. Ya se ha empezado y puedes comenzar a notarlo, puedes sacarle rendimiento al hecho de que has tomado la decisión de mejorar.
Unos minutos, unas horas antes, eras una persona conocedora de que tenía un problema que no sabía resolver, pero aún no tenías la iniciativa para afrontarlo y resolverlo. Imagina ahora otra persona que ya tiene la iniciativa y que está dispuesta a hacerlo, aunque todavía no sepa cómo. ¿A que dirías que esta persona tiene más probabilidades de conseguirlo? Pues ese es justo el cambio que ya has hecho. Y puedes aprovecharlo.
Me recuerda también a otra conversación que tuve donde una persona no estaba a gusto en su trabajo, y no sabía muy bien cómo empezar a encaminarse hacia algo mejor. Yo simplemente le dije, antes de que comencemos el trabajo juntos, mañana mismo por la mañana, levántate sintiendo que no eres una empleada, sino que eres una empresa individual, propia, que atiende diferentes proyectos. Siente como el proyecto en el que estás ya se está terminando, y por tanto necesitas buscar nuevos proyectos. Al día siguiente me llamó diciéndome que era muy curioso, porque estaba haciendo el mismo trabajo que el día anterior, pero tener en mente esa nueva forma de enfocar hacia dónde iba, le hacía sentirse mucho más tranquila, porque ya simplemente formaba parte de una etapa hacia otra cosa mejor.
¿Quieres cambiar?…En tu MENTE está la herramienta más poderosa, el primer paso, el inicio de todo. Decidir que comienzas ese viaje tiene ya un efecto que puedes aprovechar.
Luis Gil – Inspira y Avanza.
____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Nosotros te ayudamos a conseguirlo: www.inspirayavanza.com
Mejora Personal.Excelencia deportiva. Mentoring Empresarial. Programas de desarrollo ejecutivo
______________________________________________________________________________
Fotografía de http://kazalfamilystory.com/
Blog bajo licencia Creative Commons.