Ayer me fui a dormir a las 23.00h, tras ver por Internet la magnífica entrevista de Jordi Évole a José Mújica (en la televisión hay demasiados anuncios inútiles). Muchos tal vez consideréis que es demasiado temprano, pero reconozco que es mi hora habitual (si vivís fuera de España, posiblemente penséis que es muy tarde, pero en España es bastante frecuente ir a dormir mas allá de las 00.00h, por el efecto de nuestro horario y de la programación de televisión).

Me fui pensando en ese hombre humilde, honesto hasta donde se ve, con un discurso claro, simple, tremendamente cargado de lógica, de sentido común. Me fui pensando que Uruguay es un país privilegiado por tenerlo como presidente, y que los Uruguayos son gente inteligente. No me importaría vivir allí. Cuando las personas tienen un buen ejemplo arriba, les es más sencillo hacer lo correcto. Eso nos falta actualmente en España. También en muchas empresas donde se habla de Liderazgo desde el púlpito, pero no se demuestra en el día a día.

Hoy, a las 6.30h ya estaba aquí escribiendo este post. En el silencio de la mañana pensaba que hay personas que son más noctámbulas, que encuentran los momentos donde cae la noche para crear, para reflexionar, para definir planes y proyectos. Por otro lado, hay personas que buscan en la madrugada eso mismo. Yo soy uno de estos últimos.

Me gusta empezar temprano, muy temprano para lo habitual de nuestro país. Me gusta sentir que la gente duerme, y yo puedo pensar, anticipar el día, tomar una ventaja. Cuando otros tratan de ponerse en pie, yo posiblemente ya he avanzado lo más urgente, he realizado algo de deporte, estoy fresco y dispuesto para ir al 100% por otro magnífico día.

No estoy diciendo que madrugar sea mejor que hacer esos procesos en la noche, sólo que al menos, es conveniente que se hagan, ya sea al final del día, ya sea de madrugada. Conozco a muchas personas que se levantan con la hora justa para su primer compromiso laboral, y que además se durmieron tarde, en el sofá, viendo el último «reality» que ponía la televisión. Muchos de ellos me preguntan cómo es que no consiguen sus metas, conducir su vida por donde quieren, ser más felices… puede que haya otras razones a trabajar, pero no hace falta ser Coach para darse cuenta de que esa falta de tiempo para reflexionar, anticipar y crear, es posiblemente una de las importantes… Y tú ¿empiezas temprano… eres noctámbulo… o ninguna de las dos cosas?

Luis Gil – Inspira y Avanza.
____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Nosotros te ayudamos a conseguirlo: www.inspirayavanza.com
Mejora Personal.Mentoring Empresarial. Programas de desarrollo ejecutivo
______________________________________________________________________________