Hoy recordaba el tiempo que hacía que no publicaba nada en nuestro blog, y trataba de entender por qué la frecuencia ha bajado tanto. Al final la razón era que con tanto incremento de sesiones y conferencias no tenía el tiempo suficiente para ponerme… pero eso es una excusa ¿no?

Quiero decir, si me apetece hacerlo y no lo hago, ¿que hay que yo pueda cambiar para llevarlo a cabo? ¿algo que me permita superar el obstáculo que ahora parece que me frena?

Pues reflexionando he visto que, a causa de darle mucho formato, fotografía, videos incrustados, me lleva mucho tiempo realizarlo, y ese perfeccionismo me hacía no encontrar el espacio suficiente para poderlo hacer, así que la siguiente pregunta es: ¿qué es lo importante, lo que estoy dejando de hacer por no llegar a ese grado de autoexigencia? me estoy impidiendo realizar parte de mi misión personal, que es llevar estos mensajes a toda aquella persona a la que pueda aportarle.

Así que he cambiado el nivel de exigencia que le pido a cada blog en cuanto al formato y he decidido mantenerlo en cuanto al contenido. Seguiré aportando todo lo que pueda en desarrollo personal y ejecutivo, en mentorización de emprendedores y empresas; y si alguna vez no hay una foto bonita… no pasa nada.

Aplicando eso en esta misma entrada, … ¿qué estas dejando de hacer porque sólo estás dispuesto a hacerlo si llega a cierto nivel de perfección?

Feliz semana, y hasta el siguiente post… que ahora espero que sea más frecuente de nuevo.

Luis Gil – Inspira y Avanza.

____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com
Mejora Personal y Profesional. Excelencia vital. Mentoring Empresarial.

_____________________________________________________________________________