Va terminando una semana fantástica donde hemos trabajado en sesiones de coaching personal profundas y desafiantes, sin duda a la altura de los coachees que tomaron la decisión de ir más allá de su diálogo actual y avanzar hacia un diálogo y una forma de actuar diferente que le permita obtener resultados diferentes y mejores. Alguna persona me decía que, antes de comenzar el proceso, le parecía increíble poder haber recorrido tanto camino, esto me hizo recordar lo siguiente:

En un instituto de Estados Unidos se realizó la siguiente experiencia. Se tomó a dos profesores y se les dijo que como eran los más eficientes de todo el profesorado, ese año académico iban a trabajar con una clase de alumnos seleccionados, los más inteligentes de su rango de edad,  para que su capacidad, combinada con la inteligencia de los chicos, diera mucho mejores resultados para todos. Pasó el año académico, y cuando finalmente realizaron los test de inteligencia, pudieron comprobar cómo efectivamente los alumnos seleccionados habían progresado muchísimo más que los del mismo grupo de edad que se encontraban en otras aulas.

«Es normal, ya de entrada eran los más inteligentes» – Dijeron los profesores. Pero entonces los investigadores les dijeron que no, que realmente los habían elegido al azar y que eso formaba parte del experimento, así que no era su inteligencia de partida lo que habría motivado este avance.

«Ah, está bien, entonces ha sido porque nosotros somos los profesores más eficientes y les hemos conseguido sacar mucho más desarrollo de lo que haría otro profesor» – Replicaron ahora los profesores. Pero entonces, nuevamente, los investigadores revelaron otra pequeña «mentira» utilizada para la investigación, y es que ellos también habían sido elegidos al azar entre todo el grupo de profesores que impartía clase a ese grupo de edad.

«Entonces ¿cómo es posible?» – Dijeron los profesores. «Muy sencillo» – Replicaron los investigadores. «De entrada les disteis a ellos la consideración de inteligentes, y a vosotros la consideración de eficientes, y simplemente actuasteis como si eso fuera realidad».

Estamos muy habituados a que nos traten como si no fuéramos capaces, en lugar de que nos enseñen, nos motiven, nos ayuden, con la certeza de que sí seremos capaces. También nosotros estamos muy acostumbrados a no creer en nosotros mismos, simplemente porque hasta ahora no fuimos capaces de hacerlo, en lugar de sentir que si me doy la oportunidad de sentirme capaz de acometer el desafío, posiblemente yo me trate como tal, y el resto de personas comience a verme como tal… y el desafío no suponga nada especialmente difícil para ese «nuevo yo» que decidió que sí tenía lo necesario para conseguirlo.

Esta semana he vuelto a darme cuenta, que donde todo el mundo ve mediocridad yo veo potencial de alguien excelente, que donde todo el mundo ve fracaso y estancamiento, yo veo posibilidades de desarrollo, que donde las propias personas ven un futuro lastrado por el pasado en sus vidas, yo veo un presente lleno de alternativas, herramientas y buenos diálogos para que el futuro no sea más que un reflejo de todo el cambio positivo que la persona está dispuesta a provocarse… con solo creer que realmente tiene más potencial del que antes solía pensar…y actuar en consecuencia.
 ____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Nosotros te ayudamos a conseguirlo: www.inspirayavanza.com
Primera sesión gratuita de coaching personal o profesional. Programas de desarrollo ejecutivo.
______________________________________________________________________________
fotografía obtenida de elrepublicanoliberal.blogspot