Las ocupaciones diarias muchas veces nos saturan a tal punto que podemos llegar a sentir que no contamos con el tiempo necesario para conectarnos con nuestro mundo interior… y mucho menos para tener desarrollar nuestra espiritualidad (independientemente de cuáles sean nuestras creencias).

Sin embargo, puedes traer la espiritualidad a tu vida y hacer cambios que te hagan sentir más pleno de una manera práctica y sencilla. Para eso, no te pierdas estos 3 consejos:

1. Medita.

Contrario a lo que se piensa, meditar no requiere cientos de horas, artículos ni posiciones complicadas, lo que sí necesita es tu disposición. Algo tan sencillo como respirar conscientemente puede convertirse en un acto de meditación.

2. Sé agradecido.

El hábito de dar las gracias incluso por las pequeñas cosas nos hace más conscientes de lo que tenemos, aumenta nuestro bienestar y permite abrirnos a recibir aún más.

3. Trae la espiritualidad a tus actividades cotidianas.

Caminar por la naturaleza apreciando la maravilla que es, leer sobre desarrollo personal, hacer una breve oración antes de dormir o algo tan simple como darle las buenas noches a tu familia antes de dormir pueden volverse profundos actos de conexión con nuestra propia espiritualidad.

Y tú, ¿tienes algún otro consejo? Puedes ver los que ya te he mencionado en vídeo en…

Luis Gil– Inspira y Avanza.

Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com

Desarrollo Personal y Profesional.  Mentoring Empresarial. Conferencias y Talleres transformadores.
____________________________________________________________________________________________