Una parte importante del tiempo donde estoy colaborando con alguna empresa con la que acuerdo un proceso para mejorar su negocio, tiene que ver con la manera de mantener o incrementar la motivación del equipo. Cuando les hablo del «SALARIO EMOCIONAL», muchos dicen conocerlo, al menos de oídas; pero la realidad es que casi nadie lo aplica, y cuando digo aplicar, me refiero a aplicarlo BIEN.

El salario emocional no debe ser ni una deuda que contrae el compañero de equipo ni un sucedáneo del amor condicionado que a veces recibíamos cuando éramos pequeños. Es tan sólo una manera de empatizar con las necesidades de los miembros de tu equipo, OFRECIENDO ALTERNATIVAS que difícilmente se pueden comprar con dinero, y que suponen algo especial para la persona que las recibe.

 

Para ello, siguiendo con aquellos estudios que ya hace más de 40 años nos dejaban claro que una relación donde todo se basaba en la recompensa condicionada a un resultado conllevaba una pérdida de compromiso y deterioro de la relación, sea en el ámbito personal o profesional, es necesario que el salario emocional SEPA VALORAR LOS RESULTADOS, PERO TAMBIÉN SE ANTICIPE A ELLOS.

Es necesario no sólo que la persona se sienta recompensada por lo que hace sino también, motivada a hacerlo ANTES INCLUSO de conocer si habrá o no recompensa.

Por supuesto, como comentaba el viernes con un gran empresario andaluz, esta gestión es un arte, requiere de conocimiento, experiencia, y unas competencias profesionales adecuadas. Debe estar alineada con la cultura de la empresa (o deberemos modificar la cultura para que resulte adecuado y natural emplear este tipo de salario) y, sobre todo, debe armonizar con el resto de retribuciones y con los objetivos individuales profesionales y personales de los miembros de la organización.

El tiempo y dinero invertido en desarrollar un buen proyecto dentro de la empresa en este área supone un retorno inmediato en motivación, compromiso, productividad y mejora del clima global de la empresa.

¿Has recibido alguna vez salario emocional? ¿Lo has dado como responsable de grupos o como gerente?

Feliz día

Luis Gil – Inspira y Avanza.

____________________________________________________________________________
Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com
Mejora Personal y Profesional. Excelencia vital. Mentoring Empresarial.

_____________________________________________________________________________

foto archivo www.inspirayavanza.com