En un artículo anterior explicaba que la visualización creativa es aquella capacidad que todos tenemos de usar el poder de nuestras mentes para producir los cambios que deseamos. La visualización es un arte que nos brinda la posibilidad de usar de manera consciente nuestros pensamientos para lograr lo que queremos. En resumen, con la visualización puedes dejar de atraer inconscientemente lo que temes, no  limitarte a responder ante tus circunstancias y crear hábitos que te permitan comenzar a construir tu propia realidad. 

Los hábitos. 

Tus hábitos te acercan o te alejan a tus metas.

Los hábitos son esas acciones que llevamos a cabo de manera repetida regularmente, al punto que con el tiempo se convierten en parte de nuestra rutina, ejecutándolas casi sin pensar. Pero, como te habrás dado cuenta si has intentado modificar tus hábitos, al principio no todo es tan sencillo y puede que los cambios necesarios requieran grandes esfuerzos y disciplina de tu parte.

Aunque no sea fácil al comienzo, vale la pena el esfuerzo. Nuestros hábitos determinan en gran medida lo que somos, lo que logramos y el tipo de vida que vivimos.

En mi compromiso de ayudar al mayor número de personas posible en la construcción de la vida que desean disfrutar, quiero proponerte este método para cambiar tus hábitos. Yo mismo he comprobado sus ventajas en mi vida y en la de aquellas personas que acuden a mí para que los guíe en sus procesos de mejora.

Estudios han demostrado que la consolidación de un nuevo hábito requiere 66 días en media, ¡así que empecemos!

La visualización y el cambio de hábitos.

Adopta hábitos saludables y logra lo que desees.

Como te decía anteriormente, los hábitos son conductas que repetimos tanto que las hacemos sin pensar, casi de manera automática. La visualización te va a ayudar a romper en ese ciclo para construir uno nuevo, comenzando en tu mente y luego extendiéndose a tu conducta.

La visualización te permite hacer consciente lo inconsciente, contemplar nuevas posibilidades, definir tus objetivos, disfrutar de la sensación de lograr lo que deseas (antes de hacerlo, por lo que es un poderoso motivador) y, finalmente, facilita que consigas tus metas. Como verás, es un proceso mucho más ameno que simplemente luchar por llevar a cabo nuevas conductas esperando que con el tiempo nos traiga algún beneficio.

El cambio de hábitos es similar a transitar por un sendero abandonado. Al principio requiere atención y esfuerzo, pero con el tiempo nuestros pasos limpian el camino y nos permiten andar por él sin mayor dificultad.

Guía práctica para el cambio de hábitos.

Adopta los hábitos de la persona que deseas llegar a ser.

  1. Escoge un momento y lugar en el que puedas sentarte cómodamente y sin interrupciones  cada día de forma consecutiva. Te recomiendo que elijas alguna hora de la mañana, para que comiences tu día bien enfocado.
  2. Cuando decidas empezar, siéntate en donde has elegido, cierra tus ojos y concéntrate en tu respiración. Luego inhala y exhala profundamente tres veces.
  3. Ahora, construye en tu mente una imagen de lo que has logrado hasta ahora con tus hábitos, de eso que no te agrada y deseas cambiar.
  4. Una vez tengas esa imagen bien definida, sustitúyela por una de tu meta. Usa toda tu creatividad para diseñar en tu mente una imagen vívida y con el mayor número de detalles posibles, disfruta de esa sensación de logro hasta que sientas que ha llegado el momento de avanzar.
  5. Ahora, visualiza la conducta que necesitas para llegar a esa meta. Lleva a tu cuerpo la sensación de estar ejecutando esa acción que quieres incorporar a tu vida y relaciónala con el placer que sentiste antes al imaginar cómo alcanzabas tus objetivos.
  6.  Cuando estés listo, respira profundamente otras tres veces y reincorpórate a tus quehaceres diarios. Una vez que llegue el momento ejecuta la acción que has visualizado y deseas que forme tu nuevo hábito.
  7. Repite este ejercicio los días que necesites hasta que veas incorporado el hábito. Dependiendo del hábito puede que los dias necesarios vayan desde los 5 hasta los 330, según un experimento realizado para este fin. Aunque, como te decía, la media suele estar en 66 días.

Recuerda: la visualización es una parte, pero materializar lo que deseamos requiere constancia y acción. Espero le des una oportunidad a este ejercicio, disfrutes de sus efectos y los compartas en tus comentarios, estoy seguro de que te impulsará a lograr los cambios necesarios para adoptar los hábitos propios del estilo de vida que deseas.

Luis Gil– Inspira y Avanza.

Puedes tener la vida que deseas. Sabemos cómo guiarte: www.inspirayavanza.com

Desarrollo Personal y Profesional.  Mentoring Empresarial. Conferencias y Talleres transformadores.
____________________________________________________________________________________________
Basado en textos de: https://federicatrombetta.com/2016/11/06/como-usar-la-visualizacion-para-crear-nuevos-habitos/, https://www.cuantona.com/tipscambiartuvida2.html y https://www.youtube.com/watch?v=fE8y9V-XyWw
Imágenes cortesía de: https://lamenteesmaravillosa.com/alcanzar-el-exito-con-visualizacion-creativa/,  https://www.buscadedios.org/el-plan-de-dios-para-lidiar-con-los-habitos/, http://www.hyptalk.com/blog/reaching-goals-can-powered-visualization/ y http://www.builttowin.co.za/blog/success-goals-and-all-else-commentary